Rito de imposición de la ceniza

Es llevar sobre nuestra frente la cruz como signo de bendición y de gracia.

Que este gesto sea la expresión de nuestro arrepentimiento sincero y de nuestro deseo de conversión. Para vivir esta renovación espiritual las prácticas cuaresmales que se nos proponen:

 

AYUNO

 ORACIÓN

 LIMOSNA.

 

Nos ayudaran a reconocernos frágiles y a la vez necesitados de la misericordia de Dios.

No nos quedemos en el rito externo, abramos el corazón a la llamada de Jesús que nos dice:

“CONVIÉRTASE, PORQUE EL REINO DE LOS CIELOS ESTÁ CERCA” (Mt. 4,17)

 Oremos: Señor, Dios de misericordia, al comenzar la Cuaresma te pedimos que nos ayudes a emprender este camino penitencial, dispuestos a la conversión y la la práctica de una verdadera justicia, para que podamos celebrar con alegría la victoria de tu Hijo sobre la muerte. Te lo pedimos a ti que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén

 

Anuncios