SINE

ffff

El Sistema Integral de Nueva Evangelización (SINE) es un itinerario de fe parroquial, que busca la renovación de la vida cristiana a partir de un encuentro personal con Jesucristo; y la renovación de las parroquias mediante el dinamismo de los ministerios.

El SINE fue organizado por el Pbro. Alfonso Navarro Castellanos en los años 1974 y 1980 en la ciudad de México, en compañía de laicos, e iluminados por el Concilio Vaticano II, el Ritual de Iniciación Cristiana de Adultos, y la exhortación apostólica “El Anuncio del Evangelio Hoy”. En el año de 1995 esta experiencia fue traída a Colombia por Mons. Fabio Suescún a la Diócesis de Pereira y desde allí se fue contagiando a otras Iglesias Particulares. En el año 2005 se creó la Red Nacional de Nueva Evangelización* en Colombia, como espacio de comunión y participación de las 40 Diócesis que actualmente llevan este proceso de Evangelización.

*Encuentre el enlace a la Red Nacional de Nueva Evangelización en la parte de abajo de esta publicación.

***

EL SINE EN ESTA PARROQUIA

-En la Parroquia San José de El Poblado hay en la actualidad varias casitas de reunión del SINE en desarrollo.

-Periódicamente se hace invitación a la comunidad conformar un nuevo grupo, al cual pueden integrarse los feligreses, jóvenes o adultos.

-No tiene costo. Basta que tengan la disponibilidad de venir a los encuentros semanales, y sientan afinidad con los objetivos y motivaciones de este camino de evangelización y compromiso cristiano.
.

Para inscribirse o para mayor información, comunicarse al correo psjp@une.net.co, a través del inbox de nuestra página de Facebook, al Despacho Parroquial, o manifestar su intención al Párroco, Vicario o Sacristán en alguna Eucaristía.

***

MÁS ACERCA DE LAS COMUNIDADES SINE

¿Qué es una pequeña Comunidad?

Es una agrupación estable, orgánica y fraternal de personas evangelizadas, centradas en Cristo y movidas por el Espíritu; que se sienten responsables unas de otras, edificándose mutuamente y compartiendo lo que son y lo que tienen, en la medida de su integración comunitaria y de su crecimiento cristiano, y ser así testigos, individual y comunitariamente, del Señor Resucitado y de un Mundo Nuevo.

ESTABLE : La comunidad es estable por naturaleza. Es como el matrimonio; hasta que la muerte los separe, fidelidad en la prosperidad y en la adversidad. Sentimiento de pertenencia y cohesión. Reuniones periódicas con asistencia y participación de todos.

ORGÁNICA : La comunidad la comparamos con un cuerpo vivo. No es una reunión ocasional ni un conglomerado amorfo. Es un cuerpo bien articulado como un organismo, con funciones diferentes, pero con la unidad del mismo cuerpo.

FRATERNAL : La Comunidad está unida por un principio cristiano profundo de relaciones primarias, inmediatas y directas, no indirectas, ni funcionales.

No. DE MIEMBROS : Mínimo 8, Óptimo 12, Máximo 18

Características de la Comunidad

– La Comunidad es fruto de la Evangelización Fundamental o Kerigmática.
– Quienes forman la Comunidad son personas que han iniciado un proceso de conversión, cambio de vida y de corazón con experiencia de encuentro vivo con la persona de JESUCRISTO.
– La Comunidad está formada por personas con nombre, rostro e historia; toda su realidad, sus elementos, su situación en el tiempo y en el espacio.
– La Comunidad da testimonio de nuevos modelos de vida diferentes de los del mundo.

***

DESARROLLO DE LAS REUNIONES

SALUDO Y ACOGIDA : Mientras todos van llegando, se tiene un tiempo de saludo y acogida fraternales.

ORACIÓN DE ALABANZA : La alabanza está ligada a la experiencia de lo bello y bueno del presente. Es decir, nace en el gozo, en momentos de plenitud y de riqueza de vida. Como motivos de alabanza valen todos, Dios y sus obras naturales o históricas, en la persona o en la sociedad. Sobre todo la creación y la salvación por la vida, muerte y resurrección de Jesús. La oración de alabanza brota también desde la misma Palabra (Salmos, Evangelio, cartas paulinas…), se complementará con cantos propios de la misma alabanza. La oración de agradecimiento se suscita en primer término ante la sola visión de los dones naturales: el sol de cada mañana, el don de la propia vida, los medios para sostenerla, los amigos con que acompañarla, los objetivos hacia dónde dirigirla. La ingratitud es un sentimiento tan arraigado en la conciencia humana, que el mismo Dios cuando se hizo hombre se extrañó de que, de diez leprosos que había curado, sólo volviera uno a darle gracias.

La Oración en la forma de Lectio Divina es completamente válida teniendo presente las siguientes recomendaciones:

– Que no sea tan extensa que le quite tiempo a los demás elementos de la reunión, tales como: la Catequesis y la Edificación espiritual o Solidaridad social.

– Que la Lectio Divina se haga periódicamente y no se tome como modelo único y permanente, ya que no se puede descuidar la Oración espontánea, aquella que brota del corazón de los hermanos como gratitud y alabanza a Dios.

– La Oración de alabanza no es un ejercicio, es un momento de encuentro con Dios en comunidad, por tanto, no se debe mecanizar, ni encasillar, ni rutinizar.

CATEQUESIS : El momento de la catequesis es una etapa de la evangelización que trata de conducir a la adultez en la fe a quienes han optado por el Evangelio o se encuentran deficientemente iniciados en la vida cristiana. Va dirigida a los necesitados de un proceso de iniciación y a llenar vacíos en su iniciación.

Esta acción se orienta a las personas que, mostrando interés por el Evangelio les falta una experiencia de encuentro profundo con Jesucristo, una síntesis orgánica y significativa del contenido de la fe, no tienen un suficiente conocimiento y manejo de la Palabra de Dios, adolecen de un nivel adecuado de experiencia comunitaria, les falta proyección apostólica y poco influyen en la transformación cristiana de su entorno. Se necesita un trabajo serio de educación de adultos para que la totalidad de la acción evangelizadora funcione bien. Su papel es de fundamentación que consolidará la vida comunitaria y su proyección misionera.

El fin de toda catequesis es poner a la persona en contacto, en comunión, en intimidad con Jesucristo; se propone fundamentar y hacer madurar la primera adhesión a Jesucristo. La catequesis teniendo como modelo referencial el catecumenado tiene una dimensión fuertemente bautismal, su meta no es otra que la confesión adulta de una fe depositada germinalmente en el bautismo y asumir personalmente la condición de bautizados.

En el SINE “Sistema Integral de Nueva Evangelización” la catequesis se da por niveles. Ordinariamente cada nivel consta de seis bloques, con cuatro temas cada uno, para un total de 24 catequesis. Cada bloque tiene una unidad temática, cada tema es para ser tratado en dos sesiones (Doctrina y Vivencia), al finalizar cada bloque de catequesis se hace una revisión doctrinal y vivencial, también en dos sesiones. Por tanto, cada bloque de temas se verá en 10 semanas y todo el nivel aproximadamente en 15 meses.

EDIFICACIÓN ESPIRITUAL Y/O SOLIDARIDAD SOCIAL : A través de la Edificación Espiritual, se construye progresivamente la fraternidad de unos con otros, que es el objetivo de la Pequeña Comunidad. La Edificación Espiritual siempre debe hacerse en el SEÑOR y hacia Él, con el fin de ir construyendo el Cuerpo de Cristo en amor sincero y en interés profundo unos por otros, acogiéndose y aceptándose incondicionalmente como personas. La Edificación se realiza fundamentalmente en cuatro modalidades: Testimonio, Revisión de vida, Búsqueda de la voluntad de Dios y Corrección fraterna.

La Solidaridad Social se da ordinariamente en la última semana del mes, este momento es consecuencia de una eficaz Edificación Espiritual y se ve fundamentalmente en tres modalidades: Análisis de la situación (ver, juzgar, actuar), Comunión y participación, impulso y entrega al servicio y al apostolado. La Edificación Espiritual y/o Solidaridad Social en comunidad es preparada y dirigida por los coordinadores, acompañados por el Ministerio de Comunidades de la parroquia.

ORACIÓN DE UNOS POR OTROS O DE INTERCESIÓN : Al finalizar la reunión, se tomarán unos minutos para orar unos por otros según sus necesidades personales e intenciones. Este es el momento de hacer peticiones y no durante el tiempo de alabanza.

Con referencia a la Parroquia comunidad de comunidades ¿Qué nos dice la Exhortación Apostólica Evangelii Gaudium?
“La parroquia no es una estructura caduca; precisamente porque tiene una gran plasticidad, puede tomar formas muy diversas que requieren la docilidad y la creatividad misionera del Pastor y de la comunidad. Aunque ciertamente no es la única institución evangelizadora, si es capaz de reformarse y adaptarse continuamente, seguirá siendo «la misma Iglesia que vive entre las casas de sus hijos y de sus hijas».

Esto supone que realmente esté en contacto con los hogares y con la vida del pueblo, y no se convierta en una prolija estructura separada de la gente o en un grupo de selectos que se miran a sí mismos. La parroquia es presencia eclesial en el territorio, ámbito de la escucha de la Palabra, del crecimiento de la vida cristiana, del diálogo, del anuncio, de la caridad generosa, de la adoración y la celebración. A través de todas sus actividades, la parroquia alienta y forma a sus miembros para que sean agentes de evangelización. Es comunidad de comunidades, santuario donde los sedientos van a beber para seguir caminando, y centro de constante envío misionero.” EG 28.

 

Para conocer más sobre la Nueva Evangelización, visite el siguiente enlace:

http://www.rednuevaevangelizacion.com/es/inicio.html