Es Resurección

“Yo sé que tú eres la presencia Amante, el Amor Envolvente,
bosque infinito de brazos.
Eres perdón y compasión,
Seguridad y certeza, jubiló y libertad.
Salgo a la calle y Tú me acompañas; me enfrasco en el trabajo y quedas a mi lado;
En la agonía y más a allá
me dices: Aquí estoy, contigo voy.

Aunque intentara evadir tu servo de amor; aunque escalara montañas o estrellas,
aunque volara con alas de luz, es inútil,
en un acoso ineludible
me circundas, y transfiguras.

Me dicen que tus pies caminaron
por los mundos y los siglos
detrás de mi sombra huidiza,
y que cuando me encontraste
el cielo se deshizo en canciones.
Con tan buena noticia
me has tomado en un hijo
prodigiosamente libre.

Para ti será el fuego de mi sangre.
Tú serás mi camino y mi luz,
la causa de mi alegría,
la razón de mi existir y el sentido de mi vida,
mi brújula y mi horizonte,
mi ideal, mi plenitud y mi consumación.
Fuera de Ti no hay nada para mí.

Mi Señor, estando tan cerca de Ti no quiero morir de sed” (Anónimo)

Anuncios