¿Ya sabe lo que pediría?

Según una antigua leyenda, el rey Salomón tenía que tomar una decisión muy importante. Reunió a todas las criaturas existentes para que le aconsejaran.

Salomón tenía en la mano una hermosa copa que estaba llena del agua de la vida para siempre. El que bebiera de esa agua no moriría, viviría siempre.

Todas las criaturas estuvieron de acuerdo en que el rey debería beberla. Todas a coro dijeron: Bebe. Oh rey. Y vive siempre.

Salomón preguntó si todas estaban presentes y le dijeron que la paloma no había llegado.

Cuando llegó la paloma, Salomón le preguntó su opinión y ésta le dijo: Señor, si mi compañero muere yo también debo morir. ¿De qué me serviría vivir siempre y ser inmortal si todos mueren y muere todo lo que yo amo?

Escuchado el consejo de la paloma, Salomón derramó el agua de la vida sin fin y no la probó.

Póngase usted en el lugar de Salomón ¿cómo respondería a la propuesta de Dios?

“Pídame lo que quiera y yo se lo concederé”.

¿Ya se ha puesto a soñar?

¿Ya sabe lo que pediría?

Yo pediría la luna, yo la tarjeta Visa Oro, yo una casita junto al mar, yo un gran amor…

 

Anuncios