La pascua en tu corazón

No esperes a hacer el bien mañana. Hazlo hoy.
No esperes que otro trabajo te haga más feliz, sé feliz con el que tienes.

No me entiendo con los de mi casa. Pues los vecinos te envidian lo felices que son.

No me gusta este barrio. Pues ámalo, porque los del barrio vecino tampoco se sienten a gusto.

No me gusta este Gobierno, pues tampoco te sentirás a gusto con el próximo.

No me gusta este mundo, pues tiene remedio comienza por cambiarlo.

No me gusta el genio que tengo, pues, amigo, el del vecino no es mejor.

No me gusta esta enfermedad, pues tu vecino también está descontento con la suya.

 

No hay mejor camino de la felicidad que aceptarnos como somos trabajando siempre por mejorarnos.

La felicidad de la Pascua, no está en el otro, sino que está dentro de ti, solo que como miras siempre al otro lado no te encuentras nunca con el gozo de la Pascua en tu interior.

Anuncios