Vivir en familia

Una familia feliz es el resultado de una evolución. Requiere mucha paciencia, tiempos largos, definición de responsabilidades y papeles aun para los insignificantes detalles de la vida. ¿Quién administra el dinero, quién saca al perro, quién hace la comida, quién arregla las cosas cuando se rompen, quién conduce en los viajes largos, quién sigue a los hijos en el estudio, quién hace la compra? No es muy romántico, pero crear el amor familiar es un proceso de armonización de personas que tienen el derecho de tener ideas, deseos, necesidades y caracteres muy diferentes.
Cada uno debe «hacer sitio» a los otros en la propia vida.
En todo caso, la vida familiar es siempre una magnífica ocasión de crecimiento, una «escuela de vida» en la que se aprende a conocerse y a mejorar. La vida familiar amplía horizontes y perspectivas, aumenta los recursos individuales, ayuda a superar problemas y dificultades, nos hace más fuertes, mejores, más sabios y «más verdaderos». Es un programa intensivo, las 24 horas del día, de florecimiento interpersonal, donde se aprende, viviéndolas, algunas de las disciplinas más importantes de la vida.

 

Las cinco lecciones más importantes para vivir en Familia:

  • la paciencia.
  • La comunicación
  • el amor debe nutrirse y alimentarse como toda realidad viva.
  • una sólida espiritualidad.
Anuncios